El anuncio de la paz

Publicado: 6 julio, 2013 en Reflexiones

Para este domingo importa tener en claro que lo importante en el anuncio es el mensaje de la paz.

El evangelio nos deja algunas pautas, porque es un mensaje, al estilo instructivo, que Jesús dirige a sus discípulos, que somos nosotros al igual que las primeras comunidades.flor2

“Cuando entren en una casa, digan primero: Paz a esta casa” (Lc. 10, 5): el anuncio primero, el de lo cotidiano, es el anuncio de la paz que se desea a aquel o a aquella persona con la que nos encontramos. El anuncio de la paz, el deseo de la paz, es un mensaje que no avanza sobre la recriminación de algo, sino sobre el profundo vínculo que se establece entre aquellos que desean vivir la armonía del Reino.

“Quédense en esa casa, comiendo y bebiendo lo que haya” (Lc. 10, 7): Un misionero de nuestra zona recordaba un dicho: “La nacionalidad se conoce en el paladar”. Esto es importante de rescatar, porque nuestras raíces, nuestras costumbres y modos de vivir se hacen en lo cotidiano de las mesas. La alegría, la tristeza, los triunfos y las búsquedas encuentran siempre su reflejo en la mesa. Para Lucas es muy importante, porque él cree en comunidades domésticas que comparten el pan de la vida y sus circunstancias.

“Sanen a los enfermos que haya y digan a la gente: El reino de Dios ha llegado a ustedes” (Lc. 10, 9): Este es el mensaje central del evangelio, porque todo este envío de proclamar la paz y de compartir la vida nos debe permitir una sanación del corazón. Enmendar la vida de los demás, eso es lo que quiere Jesús para sus discípulos. Nos quiere discípulos de la paz y el consuelo, no de las leyes y la condena.

El anuncio del Reino entre nosotros va tomando nuevos matices. Los gestos hablan a nuestro alrededor. Ver al papa Francisco, ver a catequistas, a madres, a misioneros haciendo de lo cotidiano la posibilidad del encuentro, nos hace sintonizar con el Reino que “ha llegado a nosotros”.

Seamos anunciadores de paz, busquemos asumir la vida desde la serenidad y la sinceridad que consuela el camino, para que vayamos a la par.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s