La historia de Dios que ama hasta el “extremo”.

Publicado: 18 abril, 2014 en Reflexiones

b
Viernes santo.
La historia de un hombre valiente que fue coherente con su vocación, que confió hasta el final, que no tuvo miedo en entregar su vida. Había vivido apasionado por el reino, apasionado por sus hermanos y hermanas, cerca de los que les había tocado la peor parte en el reparto de la vida. No les abandonó al final. Siguió con ellos. Siguió apasionado por el reino, por la justicia, por la vida, por el amor.

La historia de Dios que ama hasta el “extremo”…

Hoy es día de muerte, de dolor. Pero lo debemos vivir en la esperanza. Cuando veamos las noticias de que la injusticia sigue rampante en nuestro mundo, de que los pobres siguen sufriendo, de que hay hermanos y hermanas que se quedan fuera de la mesa común, entonces nos acordaremos de Jesús, haremos memoria suya, partiremos el pan, y saldremos la vida más comprometidos con el reino. Porque su muerte es un acicate para nosotros. Y porque su esperanza y su gracia y su fuerza nos acompañan siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s