La Iglesia siempre defenderá a los más débiles.

Publicado: 10 junio, 2014 en Noticias

1 23.45.47 Un “diálogo maduro” sobre la legalización del aborto en Chile.
Uno de los países más pro-vida del mundo actualmente se encuentra inmerso en una tensa batalla en la que los promotores del aborto deberían enfrentar la realidad: el aborto no resuelve los problemas de un país.
En 1989, mientras algunos buscaban instaurar el aborto como derecho, Chile aprobó una ley que hizo ilegal esta práctica en todos los casos. Solo cinco países en el mundo -incluyendo Malta, El Salvador, Nicaragua, y República Dominicana- mantienen en la actualidad una legislación que con tanta claridad protege la vida humana desde la concepción.

Hace 25 años, muchos países del mundo optaron por legalizar el aborto presentándolo como una solución para los problemas de salud de las mujeres y una forma de eliminar de la pobreza. Cuando el aborto se posicionó como un “avance” en la igualdad de la mujer, Chile fue contra corriente.
En la actualidad, según el Informe de Desarrollo Humano Mundial (elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), Chile es el país “más desarrollado” de toda América Latina. En los últimos años, se ha hecho conocido por ser el país más estable y confiable en términos políticos y económicos en la región.
Si bien aún existe gran desigualdad económica y hay una genuina preocupación por un sistema educativo criticado por lucrar con los estudiantes, Chile destaca por su enorme potencial político y económico, en medio de vecinos que experimentan una importante crisis económica y política como Argentina, Bolivia y Venezuela.
En sus primeros 100 días al mando de la nación, la Presidenta Bachelet promovió un “diálogo maduro” sobre la legalización del aborto.
Posteriormente, los defensores del aborto comenzaron una campaña de desinformación usando los típicos argumentos para promover su legalización: que reducirá el número de muertes maternas, aliviará la pobreza y proporcionará a la mujer más control sobre su cuerpo.
El movimiento pro-vida a nivel mundial no puede pasar por alto lo que ocurre en este país ubicado en un rincón del mundo. Aquí tenemos evidencias reales de que un país sin aborto es mejor no solo para el no nacido sino también para la mujer.
El Obispo de Punta Arenas y Presidente de la Comisión de Familia de la Conferencia Episcopal de Chile, Mons. Bernardo Bastres, afirmó que “el aborto siempre es un drama” que afecta gravemente a las mujeres y que la Iglesia Católica siempre defenderá a los más débiles. No creemos en la ideología de género, porque nos parece que lo que está dentro del cuerpo de la mujer es un ser independiente. El hijo, una vez concebido, es un ser distinto de sus progenitores. Y esa vida merece respeto y hay que protegerla”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s