La muerte deja un dolor que nadie puede sanar, el amor deja un recuerdo que nadie puede robar.

Publicado: 28 enero, 2016 en Noticias

Untitled

El tío Benja. Orgulloso de su origen mapuche. Agricultor, artesano, un padre ejemplar y un excelente vecino… Su partida hace un año entristeció a todos que lo conocían. Hace un par de días nos juntamos en su casa para recordarlo y rezar por él.

Fotos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s