Las lágrimas no piden perdón, lo merecen.


Sin título

Comentario para el Evangelio del domingo.

La mujer pecadora lava los pies a Jesús con sus lágrimas.
Lucas es el único que se acuerdas de este pasaje. Simón el fariseo, le había invitado a comer a su casa. Seguro que se sentía todo ufano, eran los tiempos en que los actos del Maestro iban precedidos de su fama. Todo el pueblo se habría enterado. Incluso la pecadora pública del pueblo. Y ella entró en la casa y al pronto todos la reconocieron, se pondrían rojos, nerviosos. ¡Cómo se le ocurre entrar en esta casa! Los más lanzados harían algunos amagos de echarla fuera. Se soltó su larga cabellera, su pelo cuidado, y empezó a regar sus pies con sus lágrimas, se los secaba, los cubría de besos, se los ungía con perfume. Alguno pensó que aquello ya era demasiado, una escena erótica.
Simón, el amo de la casa, quedó decepcionado del dejarse hacer de Jesús. Pensó que Jesús se está contaminando con su impureza, menudo escándalo en el pueblo cuando se enteren.
Jesús adivinando lo que pensaban, contó una historia: un prestamista tenía dos deudores. Como no tenían con qué pagar perdonó a los dos. ¿Cuál de los dos le estará más agradecido? Aquel a quien le perdonó más.
Jesús empezó a desmantelar sus formalidades, su sentirse buenos, decentes, educados, sus fariseísmos, sus apariencias. Esta mujer ha hecho con él lo mejor que sabía hacer, mostrar afecto, mostrar amor, querer… Por eso, dijo Jesús, sus pecados quedaron perdonados, porque ha mostrado mucho amor. A quien poco se le perdona, poco amor y agradecimiento muestra.
Puro escándalo: ofensa para los “justos, correctos, limpios, intachables, buenos, abiertos, buenos, generosos…”; además, quién era Jesús para perdonar los pecados, los pecados sólo los perdona Dios; el pecador se condena solo por su pecado…; mas encima, el sexo, “el sexto”, si fuera otra cosa…
Jesús dijo a la mujer: «Tus pecados están perdonados.» y “tu fe te ha salvado, vete en paz”. Sintió ahora, que su pasado, toda su historia, Dios no la tenía en cuenta. No volvería a aquella vida porque se había sentido querida, amada. Alguien, sin pedir nada carnal a cambio, le había concedido la paz, la había respetado sin importarle quién era, ni su fama. Los otros hombres la buscaban a escondidas.
Jesús quedó más preocupado por los presentes que por la mujer. ¿Quien se salva? ¿Ellos o ella? De Simón el fariseo, no se dice nada más en el evangelio, no sabemos si aprendió la lección… Pero a san Pablo, quizás al escuchar esta historia, se le ocurrió una frase: “Donde abundó el pecado, sobreabundará la gracia”.
Bueno, ahora se lo tengo que comunicar a mi comunidad, yo creo que está claro. Yo quisiera sentirme hoy como la pecadora, liberado después de haber pecado, querido, amado. Quisiera amar también como ella. Pero, tengo también bastante de Simón y en ocasiones no entiendo la lógica de Jesús. Estoy en búsqueda, me debato entre el amor y las piedras. Sobre todo, quisiera tratar a los demás como tú trataste a esta mujer de la vida. Pido al Maestro que me conceda el perdón y la paz y como lo nuevo siempre sale del corazón, que me enseñe a renacer de nuevo como la primavera. a fin de cuentas lo que quiero es que Dios me mire con MISERICORDIA.

  • El que es incapaz de PERDONAR es incapaz de AMAR.
  • Hay que aprender a PERDONAR;
    pero mejor aún: hay que aprender a NO OFENDER.
  • Se PERDONA en la medida en que se AMA.
  • PERDONAR no es OLVIDAR, es recordar sin dolor,
    sin amargura, sin la herida abierta.
  • El Señor no se cansa NUNCA de PERDONAR.
    Somos nosotros los que nos cansamos
    de QUERER ser PERDONADOS.
  • Nada nos asemeja tanto a DIOS
    como estar siempre dispuestos a PERDONAR.
  •  Pedir y otorgar perdón te hace más fuerte.
  • La espiral de la violencia sólo la frena el milagro del perdón.
  • “Las lágrimas no piden perdón, lo merecen.”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: